Saltear al contenido principal

Salud y Belleza Convergen en ésta Época

 

En un contexto de consumidores que buscan mejorar su bienestar general y su apariencia, la industria de la belleza se está
transformando poco a poco para estar más orientada a la salud.
Como resultado, las empresas de cosméticos están apuntando cada vez más su innovación y esfuerzos hacia ésta dirección.

 

 

En respuesta a éstas demandas, el desarrollo de nuevos productos se está convertiéndo en forma constante, y cada vez más plausible, en la capacidad de englobar simultáneamente mejoras en las condiciones de salud y belleza en los cosméticos. Esto requiere el uso de tecnología muy sofisticada, una tecnología que combine belleza con soluciones terapéuticas, es decir: cosmecéutica.

 

Dermocosmética: El nuevo enfoque

Las empresas están desarrollando productos que toman un enfoque más preventivo y para la nutrición de piel y cabello. Los productos para el cuidado de éste último por ejemplo, están experimentando un desarrollo muy rápido en sus formulaciones. En el caso específico en el área de salud del cuero cabelludo, las empresas han desarrollado productos anti-caspa más fuertes y que son formulados con ingredientes farmacéuticos como el alquitrán y el ketoconazol encaminados a tratar la picazón y la escamosidad.

Por otra parte, la creciente conciencia sobre la salud del cuero cabelludo, ha llevado a la industria a suministrar productos más sofisticados que ofrezcan soluciones especializadas mediante el uso de ingredientes tradicionales para la piel, tales como la queratina, el aloe vera y el aceite de aguacate. Los tratamientos de Unilever «TRESemmé 7 a base de queratina» y el «Renovación suave de pelo y cuero cabelludo» se han posicionado como tratamientos para la salud y fortaleza del cuero cabelludo y del cabello. Del mismo modo, Johnson & Johnson de la cartera de Neutrogena se extiende a través de champús medicados con la gama T/Gel, así como tratamientos más cosméticos para el cabello, tales como la Mascarilla triple de recuperación profunda diseñada para hidratar y nutrir el cabello.

Los tratamientos para la caída están experimentando un desarrollo similar en sus formulaciones con el uso de Minoxidil por ejemplo (un ingrediente aprobado por la FDA), así como los shampoos cosméticos tradicionales que están evolucionando velozmente, tales como el shampoo «Pantene Collection Minoxidil tópico solución USP 2%» para el tratamiento en el crecimiento del pelo de mujeres. Otros productos que abordan la pérdida de cabello incluyen: «Elvive Fibralogy» de L’Oréal Paris, lanzado a principios de 2014, formulado con el ingrediente patentado Filloxane, el cual, engrosa el cabello, aumentando así el volumen de éste con el tiempo. En el cuidado de la piel, el uso de ácido salicílico (un ingrediente básico que combate las manchas), está aumentando con el fin de tratar la piel propensa a padecer acné (Yves Rocher cuenta con el tratamiento Pure System, muy efectivo para éstos casos). Según datos de Euromonitor International, el volumen en el consumo de ácido salicílico se triplicó desde 2007 hasta 2012. Del mismo modo, algunos jugadores en el cuidado de la piel como Unilever, están lanzando al mercado soluciones específicas para problemas de la piel; tan sólo veamos el reciente lanzamiento de la línea «DermaSeries».

La línea DermaSeries fue impulsado por un conocimiento profundo del consumidor, ya que usuarios más exigentes están solicitando tratamientos humectantes para la piel extremadamente seca, y que sin embargo, tuvieran un elemento de belleza en lugar de ser unicamente farmacéuticos. De ahí que la dermocosmética esté acortando la brecha entre los cosméticos y los productos farmacéuticos y permitiendo a las empresas de belleza fortalecer la credibilidad de su marca y ampliar su cartera. Naturalmente, los proveedores de componentes para las formulas, también se están adaptando a esta tendencia. Evonik en su caso, ha desarrollado el nuevo «Sphingony activo», declarado para prevenir la pérdida del cabello y mejorar la salud del cuero cabelludo en su totalidad. Así mismo, Sederma desarrolló «Sebuless», un ingrediente multifuncional diseñado para matificar e igualar el tono de la piel propensa al acné.

La inspiración debida a diferentes ingredientes y categorías, está creando crossovers que impulsan la innovación. Tal fue el caso de las BB Creams que combinan SPF, color, hidratación y corrección en un sólo producto por ejemplo. Entre los retos que enfrentan los cosmecéuticos, está la necesidad de diferenciarlos de los productos farmacéuticos puros mientras que se promuevan con la intención de prevenir y controlar las condiciones de cabello y la piel respectivamente a la vez que estos brinden belleza a quien los use. Esto también empuja a la necesidad de adquirir más experiencia y desarrollar nuevas tecnologías. Una forma es a través de alianzas y adquisiciones, permitiendo a las compañías de belleza poder entrar a estos nichos de mercado.
El cuidado de la piel es una magnífica oportunidad en particular, que, según Euromonitor International, estará creciendo a niveles constantes de más de 4% cada año. Las empresas deben pensar más allá de su actual base de conocimientos y evaluar qué sinergias podrían lograrse mediante la diversificación en categorías adyacentes donde hay consumidores que demandan éste tipo de cuidados y, por lo tanto, la investigación que vale la pena invertir en su desarrollo. Ésta es ejemplificada por Allergan, una compañía de salud, que adquirió a la empresa de cosmecéuticos SkinMedica en 2012. L’Oréal por otra parte, en 2013 adquirió Cheryl cosmecéuticos de la India, lo que le permitió tener acceso a el mercado profesional de cuidados de la piel.

Las compañías de belleza y las compañias farmacéuticas progresivamente están desempeñando una función especializada en el cuidado del cabello y de la piel. Veamos tan sólo el caso de Asepxia con el lanzamiento de su maquillaje anti-acné. Potencialmente, esto se convertirá en productos que se extienden más allá de las opciones actuales, incluyendo posiblemente desodorantes con tratamientos antifúngicos o cremas hidratantes corporales tópicas también posicionadas como tratamientos para varices, como ejemplo. Las innovaciones de alta tecnología permitirán avanzar «médicamente» a los productos actuales de belleza con el objetivo final de proveer salud y belleza al mismo tiempo. Mientras que los cosmecéuticos son el punto de intersección entre cosméticos y los cuidados para la salud, la línea que delimita a estas dos categorías, es todavía un poco borrosa. Sin embargo, como los beneficios que brindan a la salud son cada vez más frecuentes y notorios de estos ‘híbridos’; la industria de la belleza continuará abrazando a los cosmecéuticos como puntos competitivos de diferencia.

 

Te inviamos a formar parte de nuestra Red de Consultoras Natura, llevando el bien estar bien a todos los rincones de México. Haz clic en el botón para conocer como Puedes Ser Consultora Natura:

 

0 0 votes
Calif. del artículo
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Volver arriba
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x