Saltear al contenido principal

Aceite de masaje para Bebés de Natura

Para una madre primeriza es importante aprender a cuidar y mantener en buen estado cada parte del cuerpo del nuevo integrante de la familia. Esto lo podemos lograr con varios productos que Natura junto con la línea de Mamá y Bebé tiene para ti. Sin embargo, también es muy valioso e importante conectar de manera afectiva con nuestro bebé. Empezar a familiarizar caricias y afectos a través de nuestro cuerpo es transmitir amor.

Esto lo podemos lograr a través de masajes que mantienen su piel cuidada y crea una conexión profunda. El masaje es un momento para dar, recibir amor y ayudar al bebé a sentirse más seguro, tranquilo y feliz.Es por ello que queremos ofrecerte un Aceite de masaje especialmente formulado para este momento tan especial. Este aceite de masaje de fórmula vegana contiene solo lo esencial para masajear la piel sensible del bebé. Facilita el deslizamiento de las manos y proporciona un masaje agradable, a la vez que ayuda a hidratar la piel del bebé.

Fórmula

Para un cuidado y protección integral a tu bebé, este gel no contiene parabenos, colorantes, siliconas, aceites minerales ni ftalatos. Como ya te mencionamos más arriba, es una fórmula vegana autoconservadora que contiene nada más que lo esencial para la piel del bebé. Además de que está dermatológicamente probado para proteger su piel frágil y sensible. Con este gel tendrás la seguridad de que estás usando un producto natural ya que el 98,5% de ingredientes son de origen natural. Todo esto para que tengas la seguridad de que le estás brindando seguridad y cariño a tu bebé a la hora del masaje.

Modo de uso

Durante el masaje, el contacto de cada madre y su bebé refuerza el vínculo que existe entre ellos y ayuda al niño a tener más confianza en sí mismo, a sentirse más realizado y feliz. La gama Mamãe e Bebê ofrece un método inspirado en el masaje Shantala, un masaje milenario que las madres indias solían dar a sus bebés.

Se compone de diferentes movimientos: en la cara, en el pecho, en los brazos y manos, en el vientre, en las piernas y pies, y, finalmente, en la espalda del bebé.

También se proponen otros ejercicios para aliviar la tensión de las articulaciones. Pueden hacerse antes o después del masaje. Después del masaje, si el bebé no se duerme, prolonga el masaje con un baño. El contacto del agua tibia sobre la piel del bebé es muy agradable y relajante. Si duerme, bañarlo cuando despierte para retirar los restos de aceite.

Mantén una conexión de amor y relajación mientras cuidas la piel de tu bebé.

 

0 0 votes
Calif. del artículo
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Volver arriba
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x